martes, 6 de enero de 2009

Al-Mu’tamid. Resígnate a tu suerte


Resígnate a tu suerte en este mundo, cual quiera que fuere.
Consuela tu alma si dejaste tu patria.
Allah compensa todo lo perdido en el pasado;
Que tu corazón conozca el consuelo y la fe.
Siempre que tengas un recuerdo delicioso,
¿se derraman lágrimas en torrentes sobre tus mejillas?
¿Cuándo has oído de un rey como tú a quien
las oscuras penas del Destino e hayan arrebatado su reino?
Aguanta la adversidad y aguarda para después la libertad;
tu botín será el perdón de Allah.

Al-Mu’tamid ‘Abd Allâh Mwhammad ibn ‘Abbâd.

2 comentarios:

ángel dijo...

El divino perdón como un botín, es decir, como ganancia malhabida en un saqueo, y la resignación como forma de evadir la frustración terrestre. Esto sí que en este o en cualquier mundo es mala suerte.

Cándida González Cano dijo...

Apreciado Ángel, aunque yo creo que ni dios ni nadie tiene que perdonarnos de nada, incluso dudo de si existe una conciencia personal o universal que tenga que perdonarnos o castigarnos, si es cierto que el rey taifa de Sevilla Al Mutadid tenía muchas deudas que saldar.

Si creo que a veces el aguante y la resignación es lo único que queda.

Me impresiona que la crueldad de un rey, la de tantos, reyes o no, se pueda saldar con hermosos bersos.

Así es, "siempre que tengas un recuerdo delicioso" eso si que es un buen botín.

Un saludo cordial y gracias por tu comentario.

Candi