jueves, 3 de junio de 2010

Cándida González. No se desperdicia

Martos


No se desperdicia


el amor.



No se desperdicia


el sexo.



Pero de tanta palabrería,


si que me arrepiento.


Algunas veces.



CGC

Martos 3 de Junio de 2010

2 comentarios:

El ave peregrina dijo...

Reflexión...y menos palabras...¡Buen consejo!

Un abrazo.

Cándida González Cano dijo...

Ave pelegrina, gracias por el comentario, a mi la reflexión me suele llevar a la confusión y a la paralización, todo tiene demasiadas opciones. Prefiero la actuación directa y disfrutar del momento.

Un saludo de Candi