jueves, 22 de abril de 2010

Mario Benedetti. Hasta mañana

Nicoletta Tomás Caravia
Hasta Mañana

Voy a cerrar los ojos en voz baja
voy a meterme a tientas en el sueño.
En este instante el odio no trabaja

para la muerte, que es su pobre dueño
la voluntad suspende su latido
y yo me siento lejos, tan pequeño

que a Dios invoco, pero no le pido
nada, con tal de compartir apenas
este universo que hemos conseguido

por malas y a veces por las buenas.
¿Por qué el mundo soñado no es el mismo
que este mundo de muerte a manos llenas?

Mi pesadilla es siempre el optimismo:
me duermo débil, sueño que soy fuerte,
pero el futuro aguarda. Es un abismo.

No me digan cuando me despierte.

Mario Benedetti

2 comentarios:

Léo Peres dijo...

Obrigado por sua visita em meu blog.
Seu blog é muito bonito e tem um conteúdo riquíssimo.
Fico feliz em poder acompanhar seus pensamentos e saber que vc está acompanhando os meus.
Abraços brasileiros,
Léo Peres

Cándida González Cano dijo...

Estimado Léo. que bonitas son tus palabras y que musicales, para mis oidos, acostumbrada al, quiza, más duro sonido del español.

Gracias por tu comentario, por los "abraços brasileiros" que yo te devuelvo como abrazos de ultramar, ya que el mar nos rodea a todos en este pequeño planeta nuestro.

Gracias.

Candi