jueves, 15 de enero de 2009

Eugenio Montejo. Canción


CANCIÓN

Cada cuerpo con su deseo
y el mar al frente.
Cada lecho con su naufragio
y los barcos al horizonte.

Estoy cantando la vieja canción
que no tiene palabras.
Cada cuerpo junto a otro cuerpo,
cada espejo temblando en la sombra
y las nubes errantes.

Estoy tocando la antigua guitarra
con que los amantes se duermen.
Cada ventana en sus helechos,
cada cuerpo desnudo en su noche
y el mar al fondo, inalcanzable.

Eugenio Montejo


1 comentario:

ángel dijo...

Gracias, Cándida, por tu comentario en mi espacio, al pie de los poemas de Juan de la Cruz, a quien dediqué íntegramente la entrega de este primer mes del año.

Y gracias también por este poema de del recientemente fallecido Eugenio Montejo, admirado y gran autor venezolano de quien en meses anteriores he incluido trabajos suyos.

Saludos...