miércoles, 27 de febrero de 2008

Luis Alberto de Cuenca. El Desayuno





EL DESAYUNO

Me gustas cuando dices tonterías,
cuando metes la pata, cuando mientes,
cuando te vas de compras con tu madre
y llego tarde al cine por tu culpa.
Me gustas más cuando es mi cumpleaños
y me cubres de besos y de tartas,
o cuando eres feliz y se te nota,
o cuando eres genial con una frase
que lo resume todo, o cuando ríes
(tu risa es una ducha en el infierno),
o cuando me perdonas un olvido.
Pero aún me gustas más, tanto que casi
no puedo resistir lo que me gustas,
cuando, llena de vida, te despiertas
y lo primero que haces es decirme:
«Tengo un hambre feroz esta mañana.
Voy a empezar contigo el desayuno».


Luis Alberto de Cuenca

3 comentarios:

Zulkijora dijo...

See HERE

Duran dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Un buen motivo para levantarse, otro bueno para desayunar.