domingo, 16 de diciembre de 2007

Amores1


El amor dolor.

Es el más corriente de todos. Pocas personas no habrán tenido uno de esos en su vida, o varios o es el único que conocen.

Como yo solo hablo de lo que conozco, aunque me equivoque muchas veces, también he disfrutado de esa clase de amores.
En el amor dolor, como su propio nombre indica hay mucho dolor.

Es un amor correspondido, en ese sufrimiento hay correspondencia, no me atrevo a decir que hay una parte que es la que más lo sufre. No estoy segura.

La duda es su palabra clave y la búsqueda de alguna de las partes de otra historia que les llene más. No se sufre así como así, hay motivos suficientes y no expresados, o sí, para que la relación no esté llena. Se menosprecia a la persona que está a nuestro lado, en post de fantasías y frustraciones.

Pero siempre queda la cama, para zanjar las discusiones. Mientras tanto alguno de los dos estará a la expectativa de que surja algo nuevo. Son un engaño taimado en el que se harán acusaciones de celos no justificados, que de alguna manera están justificados, pues no se está a lo que se está.

Y el amor aunque no nos lo creamos, no es tan ciego como dicen, se sabe interpretar, bien a las claras, cada gesto cada silencio, cada mirada aunque no quieras verlo asi. De todas formas sabemos poco de amores y mucho de críticas, casi desde el útero materno.
Este es el amor de las personas, que no encuentran afecto en ninguna parte.
Ni amor, ni alegría ni cariño. Ni un comportamiento decente para el ser humano que tienen a su lado. Pero ojo, no se da solo de una parte, las dos participan, intercambiando el papel de victima y verdugo a cada momento del día. (No hablo de malos tratos físicos).

Si están en situación de separarse lo harán, pero volverán una y otra vez. Es el único amor que conocen y en cada relación habrá más de lo mismo. No le encuentro ninguna solución a ese timo de amor-dolor (quizá una buena terapia)

Puede alternarse con etapas de soledad, que les resultara aún más dura que los mutuos reproches.

Si te hacen sufrir, si critican, inocentemente... tu pelo, tus nalgas o cualquier cosa, que pueda ser criticable, pero no por él, ponte alerta, eso no es amor, estará pensando que no ha dado un buen braguetazo o que aún lo puede dar.

Claro que tu pensarás en el vecino del quinto, tan amable o en los reyes magos de oriente que sin duda te traerán carbón.

No te creas eso de que quien te ama te hará llorar, en tal caso que sea de placer. Los que se hacen daño, lo seguirán haciendo hasta que la muerte los separe, incluso más allá.
Pero para mí está muy claro, eso no es amor.

Se puede amar y respetar profundamente a otro ser humano, empezando por ti mismo.

Así sea.

CGC

4 comentarios:

micaela bastidas dijo...

muy lúcido todo lo que dices, candida, y muy triste también. el amor-dolor no mola, pero, ¿no crees que amar-amar al final también duele? cuando no lo tienes porque lo necesitas. cuando lo tienes porque te da miedo perderlo. y eso no lo digo yo. lo dijo borges, que bastante sabía de la vida. yo, sobre el amor y el dolor, lo único que puedo decir es que la quiero tanto que cuando no está conmigo, me duele. así que últimamente me duele todo, todo el rato.

a alguien le sobra un ibuprofeno?

Lola García dijo...

El amor dolor....
El amor duele si o si, porque si no duele no es amor de verdad. Ya sea platónico, real o posible.
A mi me duelen hasta los botones de la camisa de pensar que vive y me quiere, que vivo y la quiero, pero que vivir y querer lo hacemos en lugares distintos.

Micaela, tengo todos los Ibuprofenos que quieras. Ven a casa que te preparo un te.

Lola.

Anónimo dijo...

Qué más sabía Borges de la vida de lo que sabemos nosotros?
Cada uno lo que le toca, no hace falta poder ponerlo en palabras para haberlo sentido.
Tes.

Anónimo dijo...

lola, eres el ibuprofeno que necesito. del té puedo pasar.